Feliz cumpleaños #FelipeZayas

Estimado don Felipe:

Sabe que tengo el máximo respeto por los profesionales que han sido fieles a las enseñanzas del magisterio y han honrado sus claustros con lealtad a los símbolos de la nación, expresados en la única lengua monológica y patrióntica o en la literatura áurea.

Todavía recuerdo sus consejos cuando entré a formar parte de este sagrado ministerio de la enseñanza: “Obedece la gramática, ten un habla pulida y evita el vocabulario jergal. Pon por encima de todas las cosas la gloria de la sintaxis, en tiempos revueltos. Prepárate todos los días para la batalla contra los extranjerismos y, sobre todo, contra la contaminación de los dialectos. Desprecia las lenguas sometidas por el Imperio, aquí y allende los mares, hasta que agonicen en la ignorancia. Hay solo una lengua sagrada, hoy llamada estándar sin la debida unción ni el crujir de dientes: el castellano literario, crisol del Imperio y de las Luces y algunas sombras, lo que es de honrados admitir: la letra con sangre penetra. No te inclines ante las novedades seculares que pululan por algunas aulas: les llegará y pronto, vía inspectionis or modo directionibus, el día de su humillación. Nunca uses las redes sociales ni las aplicaciones digitales: son cosa del maligno y de sus secuaces. Sobre todo, elabora tus exámenes como si oficiaras el ritual de la indefensión. Ejerce tu autoridad calificadora con rostro imperturbable y ganarás la cátedra”.

Hoy le ofrezco mi último examen como prueba de fidelidad a la Lengua Castellana y la Literatura, sin que me haya temblado el pulso, salvo por algunos jodidos (sic) accesos de cólera.

1. Defina las siguientes palabras de uso común:

a) catón.

b) cartilla.

c) racionamiento.

d) razonamiento.

e) recto.

2. Construya un texto coherente con todas ellas.

He decidido escanear las demás ejercitaciones -como si solo diéramos teoría, qué sabrán ellas- e incorporarlas a este blog, que tantas utilidades tiene para organizar castos ejercicios y facilitar la difusión del saber:

Habrá observado que, a pesar de los cambios de estilo, grafismo y gustos superficiales, estos setenta años son nada. Ahí siguen tantos exámenes con la misma férrea lógica, agitando el blasón contra los infieles, indoctos e imberbes sometidos a nuestra sagrada custodia.

Sin nada más por el momento, el Gran Varón de la Franquicia Gramatical le guarde a vs. muchos años. Otro día conversaremos sobre esas ideologías que pretenden implantar la igualdad de los géneros en el uso coloquial y aun oficial, pero no quiero abrumarlo con preocupaciones sin fundamento.

Atontadamente, suyo afectadísimo.

Chimo (si me permite la debilidad dialectal).

PD: Con mucho cariño a @FelipeZayas, que ha revolucionado la didáctica de las lenguas y, sobre todo, de la gramática. Ah-y lo que nos queda por transformar, siguiendo la brecha que él ha abierto en el muro de la sinrazón.

“No hay catón que contenga la vitalidad de la lengua, ni cartilla de racionamiento que detenga la corriente vital y creativa de sus hablantes, ni razonamiento recto en la enseñanza, si no es aprendiendo a amar a los estudiantes, sin exclusión”.

Feliz cumpleaños, Felipe.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s