No somos de piedra

No hemos acabado el curso, pero sí el último de varios proyectos colaborativos. Sólo nos queda poner en escena nuestras emociones, dejar la vergüenza a un lado y usar el drama para lo que ha servido desde el principio de los tiempos (humanos): para expresar y para reflexionar sobre lo expresado. Cada grupo tiene que elegir un poema, un texto narrativo o una escena dramática de entre los muchos textos que nos ha legado gratuitamente la memoria cultural. Cada uno/a, según como se sienta, elige su papel. Incluso podemos representar varias veces el mismo texto, porque distintas personas lo sentirán distinto.

El trabajo durante este mes facilita que podáis seleccionar entre un caudal ingente, al que apenas nos acabamos de asomar.  El canon literario consiste en un repertorio asequible de las mejores obras en cualquier lengua. No es producto del azar, sino de la recepción que han tenido los creadores a lo largo de la Historia de las literaturas. Puede cambiar y, de hecho, cambia de una generación a otra. Durante las últimas décadas se ha revalidado la lectura de muchas mujeres escritoras, cuyos escritos se atribuían a hombres o eran infravalorados. Además, las autoras actuales no se someten al prejuicio insufrible de que los genios sean varones, mientras se relega el genio femenino al baúl de la inspiración.

La Literatura es una memoria común y compromete a cualquier lector/a en un proceso de aprendizaje. Las bibliotecas no son museos; no consisten en depósitos de obras únicas (manuscritos o similares), sino instituciones que promueven el desarrollo humano, como los centros educativos. Hay decenas de bibliotecas digitales, que no dañan a nadie. Significan una irradiación (potencial y real) de la cultura en dimensiones inimaginables hace apenas veinte años. Además de multiplicar las posibilidades de comunicación, la web democratiza el acceso a los bienes culturales y pone a tu alcance el Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Enlace de bibliotecas digitales

En estas últimas dos semanas no hay tiempo para seguir investigando, sino para que el trabajo previo produzca sus frutos. Cada grupo eligió un tema distinto con el fin de preparar su exposición: un (sub)género literario en 2º ESO, o un apartado de la Historia de la Literatura en 3º. La afinidad que os movió a escogerlo ahora puede expresarse con más emoción. Una vez hayáis seleccionado el texto, indicad cuál es o dejad una huella en forma de comentario al final de esta entrada.

Yo también tengo que sacar a la luz mis emociones. Estoy contento por vosotros/as, casi cien jóvenes con quienes he compartido un año. Pero también siento angustia porque los procesos educativos no sean más coherentes con sus objetivos. Una tercera parte de vuestros/as compañeros/as han abandonado el centro o renunciado a aprender, aunque sigan de cuerpo presente. No puedo contaros las circunstancias de cada joven, porque tiene derecho a su intimidad; pero la gran mayoría de los casos se explican por condiciones sociales, incluido un sistema educativo mejorable, incluida mi programación, que debo revisar en razón de los hechos.

Autoevaluación

¿Qué es lo importante? ¿Seleccionar a unos pocos, a una mitad de supervivientes, o responder a las necesidades y capacidades de personas reales? Os ruego que seáis solidarios/as con quienes no han terminado el curso ni les ha resultado grato. No son inferiores ni incapaces, sino más vulnerables, aunque parezcan (algunos) más fuertes.

La vida -si alguien no me demuestra lo contrario- consiste en seguir aprendiendo cada día y abrirse con satisfacción personal a las innovaciones que promueven el bien común. Hasta que las piedras se expresen, el corazón de piedra se haga corazón de carne, el convidado de piedra participe en la mesa común, un aula sea una comunidad y las paredes del centro educativo sean casi transparentes.

Aunque no todos los días se puede grabar un musical, sí podemos poner en juego lo mejor de nosotros/as, más o menos como en este montaje del colegio “El Chaparral” (La Cala de Mijas, Málaga). Un lipdub (“doblaje de labios”), según wikipedia “es un vídeo musical realizado por un grupo de personas que sincronizan sus labios, gestos y movimientos con una canción popular o cualquier otra fuente musical […] Con estos vídeos, sus autores, además de realizar de forma colectiva una experiencia creativa, muy divertida y sin complicaciones técnicas, suelen tratar de mostrar el buen ambiente en una institución determinada”.

A ver cómo creamos un mejor clima el curso próximo. Para que sea posible, el último acto de este drama consiste en reflexionar sobre los proyectos que hemos emprendido durante el curso, con una distancia necesaria, desde la perspectiva de los espectadores. No se trata sólo de mostrar gusto o disgusto, sino pensar qué ha favorecido al grupo y qué le ha perjudicado. La educación es una obra escrita por todos/as, aunque un/a profesor/a se encarga de preparar el primer guión, antes de ponerlo en escena.

Un saludo a los educadores y las educadoras que se organizan para hacer posibles los cambios: #eabe11, #purposed/ES, las comisiones de educación en el #15M, #kfe04, entre muchísimos grupos. La educación-de-los-educadores no consiste en aprobar unas oposiciones, sino en practicar la comunidad. Eso me digo a mí mismo.

IGUALES EN LAS TRES MIL

Anuncios

2 comentarios en “No somos de piedra”

  1. Soneto II Garcilaso de la Vega:

    En fin, a vuestras manos he venido,
    do sé que he de morir tan apretado,
    que aun aliviar con quejas mi cuidado,
    como remedio, me es ya defendido;

    mi vida no sé en qué se ha sostenido,
    si no es en haber sido yo guardado
    para que sólo en mí fuese probado
    cuanto corta una espada en un rendido.

    Mis lágrimas han sido derramadas
    donde la sequedad y la aspereza
    dieron mal fruto dellas y mi suerte:

    ¡basten las que por vos tengo lloradas;
    no os venguéis más de mí con mi flaqueza;
    allá os vengad, señora, con mi muerte!

  2. Soneto I de Garcilaso

    Cuando me paro a contemplar mi estado
    y a ver los pasos por dó me ha traído,
    hallo, según por do anduve perdido,
    que a mayor mal pudiera haber lllegado;

    mas cuando del camino estoy olvidado,
    a tanto mal no sé por dó he venido:
    sé que me acabo, y más he yo sentido
    ver acabar conmigo mi cuidado.

    Yo acabaré, que me entregé sin arte
    a quien sabrá perderme y acabarme,
    si quisiere, y aun sabrá querello:
    que pues mi voluntad puede matarme,
    la suya, que no es tanto de mi parte,
    pudiendo, ¿qué hará sino hacerlo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s